20505095248_d3a37225a6_o
21
Ago

Un gallinero, dos voluntarios y tres rayos

Tras varios días de trabajo intenso en el huerto, llegó por fin el momento de construir el gallinero. Una vez sembrado el huerto y habiendo terminado la valla del mismo, comenzó el trabajo de carpintería en el que, con una simple sierra, unos cuantos clavos y dos martillos, se llevó a cabo la construcción de la parte frontal de la valla, la puerta de acceso al huerto y además, el diseño de un gallinero que albergara a más de una docena de gallinas. Pero este trabajo no se podría haber llevado acabo sin la ayuda de los dos nuevos voluntarios de ENACTUS, especialistas en la madera y agricultura guatemalteca. Se trataba de dos ingenieros, uno agrónomo y otro industrial. Mientras que los ingenieros enseñaban a los chavales a plantar y cuidar el huerto a la vez que diseñaban y planificaban el gallinero, algunos voluntarios hemos ayudado a las profesoras a preparar el baile y desfile del esperado día del décimo aniversario de Jardín de Amor.

Todo el esfuerzo y dedicación se vieron interrumpidos por la intensa lluvia que azota Santa María de Jesús todas las tardes, que día a día van siendo más intensas y los rayos, poco a poco van acercándose a la escuela hasta el punto de caer sobre una antena situada a no más de 100 metros de la escuela.

Pero por muchas complicaciones que surjan a lo largo del día, el equipo de voluntarios no deja nunca el trabajo a medias. ¡Hay mucho por hacer!

Ahora mismo nos vamos de aventura por el altiplano guatemalteco. Destino a Semuc Champey y a Tikal, este equipo se despide hasta el lunes!

 

Post a Comment