IMG_2739
27
Ago

De guatemala a Guatemejor

Empezamos el viaje con una sola furgoneta y 18 personas, en seguida nos dimos cuenta de que algo no cuadraba y vino Rudy con su caravana. Tras 7 horas y sucesivos túmulos (baches) que destrozaban nuestros culos nos encontramos colchones en el suelo y mosquiteras con grandes agujeros. Amaneciendo entre pavos y escorpiones nos fuimos a hacer excursiones.

Entre milpa y grandes explanadas nos encontramos la entrada a Semuk Champey, que empezó con 40 minutos de subir escalones interminables para llegar a un maravilloso mirador de ese pequeño paraíso. Ya llegaba la hora de darnos el merecido chapuzón y con nuestro guía Alex bajamos de poza en poza por unos toboganes naturales llegando a una gran roca de 8 metros por la cual los valientes nos decidimos a saltar. Despues de una limpieza de pies y manos por los pececitos nos dirigimos a una gran cueva oscura en la cual con una vela y unas cuantas cuerdas vivimos una experiencia peculiar. Para finalizar el día y relajarnos hicimos unos rápidos por el rio cuando de repente vimos una extraña forma de vender bebidas, unos niños se lanzaron al rio con un flotador para vender mientras bajábamos; como no los chicos del grupo se tiraron de un gran columpio que superaba los 12 metros de altura. Tocaba volver al hotel y comenzar otro gran viaje de 8 horas cuyo destino era flores pero algo tenia que pasar y un control de frutas nos esperaba.

Eran las 2 de la mañana cuando llegamos al hotel y dos mentes brillantes (adivinaaas…) decidieron cerrar la habitación con las llaves dentro. Un gran lago nos daba los buenos días y nos esperaba un maravilloso día en la capital del mundo Maya: TIKAL. Aquí, como buenos españoles ¨no vimos¨ los carteles de no subir y vimos la ciudad desde sitios que nadie había visto. Antes de iniciar el viaje de vuelta de 12 horas, Rudy nos llevó a refrescarnos a un lago mientras veíamos el atardecer y cocodrilos nos acechaban. Era el momento de ir a cenar y como no Rudy nos llevó a cenar durums dogs; de nuevo en nuestras magnificas y lujosas furgonetas en las que dormir era todo un reto, experimentamos como son los controles en Guatemala. Finalmete llegamos a casa a descansar, tocaba un nuevo día en la escuela.

Un fin de semana que nunca olvidaremos.

THE END

Comments
  1. Mluisa

    agosto 27, 2015 - 11:35 pm

    Dios mío!!!
    La primera foto que es?
    Una espalda?
    De quien???

  2. mercedes

    agosto 28, 2015 - 12:23 am

    No tengo palabras. Menudo fin de semana!…
    Bueno creo que tendréis mucho que contar de vuestro viaje. Cuidaros. Abrazos para todos.
    Abuela de Carlota y Miguel

Post a Comment