Hazte voluntario

Como voluntario puedes colaborar de dos formas: 

Viviendo un mes de voluntariado en el proyecto. Viajar a Guatemala y conocer de primera mano la realidad de los niños de Santa María te enriquecerá personalmente, y hará que te impliques de lleno allí, sobre el terreno. 

Uniéndote al equipo de voluntarios en España. Estamos creando una comunidad de jóvenes que quiere colaborar con Jardín de Amor, porque la ayuda desde aquí es también fundamental. 

Voluntariado en Guatemala

Necesitarás por lo menos un mes para aprovechar tu estancia en Jardín de Amor y empaparte del proyecto. Merecerá la pena porque vivirás una experiencia que te cambiará por completo. Conocerás de primera mano cómo funciona la escuela y formarás parte de la familia de JDA. Como voluntario, lo único que necesitarás será energía, ilusión y ganas de contagiar alegría. Los niños del proyecto vienen a la escuela cargados de problemas familiares, económicos o de salud. Al venir aquí tienes que estar dispuesto a vivir una experiencia centrada en la persona, teniendo una visión positiva del chaval, acogiendo a cada uno tal como es y cuidando su crecimiento. Sólo así podrás ofrecer toda la ayuda que requieren en la escuela. 
Estar diariamente en la escuela hará que enseguida cojas cariño a los niños. Te llevarán a conocer sus casas, sus familias y  hasta serán tus guías por Santa María de Jesús. Conocer a los niños, hacerte su amigo y cuidarles es la mejor manera de hacerles felices y de distraerles de sus problemas diarios. Eso sí, no te sorprendas si los niños te acaban mostrando mucho más cariño del que puedas darles; esa es la magia de Jardín de Amor, y por eso una experiencia aquí siempre merecerá la pena. 
Además de ofrecer educación y alimentación a las familias, Jardín de Amor se preocupa por su vida cotidiana, y una de las cosas más básicas es la vivienda. Cada año JDA construye o reforma casas de algunas familias en función de sus necesidades y  teniendo en cuenta los recursos de la escuela y las aportaciones de los voluntarios. Algunos voluntarios que han ido en los últimos años han conseguido recaudar fondos y han podido contruir casas para familias y reformar la fachada de la escuela. 

Una gran parte del trabajo como voluntario se centra en el trabajo dentro de las aulas. La función en la escuela es de apoyo, tanto a las maestras como a los niños. Cabe añadir que la creatividad y la imaginación son dos ingredientes clave para cualquier actividad que se quiera hacer con ellos. Los juegos didácticos, por ejemplo, son una buena opción para que no se distraigan y adquieran mejor los contenidos. Además, en horas no lectivas, siempre podrás realizar actividades destinadas a pasar más tiempo con los niños, como ver películas, leer cuentos, jugar al fútbol o enseñarles a hacer pulseras.

Voluntariado en España

Estamos creando una comunidad de jóvenes que quiere colaborar con Jardín de Amor, porque la ayuda desde aquí es también fundamental. Si te apetece formar parte del equipo, puedes enviarnos un email y nos pondremos en contacto contigo.
En este equipo todas las ideas son bienvenidas. La iniciativa y la variedad son fundamentales para contribuir al crecimiento de Jardín de Amor. Desde España gestionamos las propuestas de los voluntarios y vemos la forma de ponerlas en marcha. Una vez que nos embarcamos en una idea o proyecto, trabajamos en comunicación con Julio, director de JDA, para sacarlo adelante. 
Creamos eventos benéficos en España para recaudar fondos y poder financiar los posibles proyectos, además de contribuir en las necesidades del momento que tenga el proyecto o sus familias.  

Puedes unirte a equipos de trabajo que idean propuestas y sacan adelante proyectos y eventos benéficos. Una vez que nos involucramos con una cena benéfica, por ejemplo, nos dividimos en comisiones para organizarnos de una forma sencilla y efectiva, y hacemos reuniones periódicas para hacer un seguimiento. ¡Anímate a formar parte del equipo de voluntarios en España!

 

 

¿Te animas a vivir un verano diferente?