¿Cómo es un día en JDA?

Lo primero que debes saber es que llegas a un país diferente al tuyo, con una cultura y un ritmo de vida muy distintos. Jardín de Amor abre sus puertas cada día a las 07:30 a.m, hora a la que, como voluntario, tendrás que estar en la escuela. Una vez allí, tu responsabilidad es muy amplia. Puedes colaborar con las maestras impartiendo leccionescorregir los ejercicios de forma individualizada, organizar juegos para los momentos de descanso e incluso prepararte un tema que quieras enseñar a los niños al día siguiente (siempre hablándolo con las profesoras y con Julio, claro).

Cuando terminan las clases, puedes seguir colaborando con el proyecto realizando otras tareas, como ayudar en la construcción de la escuela, empezar a construir casas para los niños y sus familias (previa organización con Julio y sabiendo que, probablemente, los gastos corran a cargo del voluntario) u organizar actividades en la escuela.

A partir de las 17:00 o 18:00, el trabajo en Santa María podría darse como concluido, así que toca regresar a Antigua, donde estarás asentado, y podrás aprovechar el resto de la tarde comprando en el mercado o dando un paseo por la ciudad. Una limonada en la terraza del Café Sky es el broche ideal para terminar el día.