IMG_7568
15
Mar

El proyecto

Jardín de Amor (JDA) es un proyecto guatemalteco nacido en 2005 para combatir la pobreza y vulnerabilidad de los niños de Santa María de Jesús, una población de mayoría indígena situada en las faldas del Volcán de Agua.

Según datos de UNICEF, Guatemala es el país centroamericano con mayor índice de desnutrición infantil y el país de Latinoamérica y El Caribe con el índice más alto de desnutrición crónica. Ante esta situación, JDA ofrece un servicio educativo, sanitario y alimentario a más de 140 niños de Santa María. El proyecto principal se basa en la educación a través de una escuela como espacio de aprendizaje, inspiración y motivación para los alumnos. La baja calidad de vida de las familias que forman parte del proyecto hace que muchos niños abandonen pronto la escuela, por lo que, además de incorporar nuevos alumnos, se busca asegurar la formación de los ya presentes. Actualmente el proyecto cuenta con 140 alumnos inscritos (diez de ellos becados para continuar sus estudios superiores).

Una parte fundamental para la formación reside en la alimentación y, la mayoría de las familias con las que se trabaja viven en situación de pobreza. Por ello, JDA proporciona dos almuerzos diarios a cada alumno (gran parte de estos alimentos los aporta el huerto escolar de JDA, construido por voluntarios españoles en el verano de 2016). Cuando un niño no está bien alimentado, su rendimiento es mejor, por lo que este programa tiene doble objetivo: acabar con el hambre y mejorar el aprendizaje.

alimentacion-jardin-de-amor

Desde su fundación en 2005, JDA ha aumentado sus objetivos, siempre basando su esencia en el ámbito educativo. Gracias a la ayuda de voluntarios que, cada año, colaboran con el proyecto, se buscan nuevas iniciativas que fortalezcan la formación y mejoren la calidad de vida de los alumnos y sus familias. En los últimos años, se ha aumentado el número de aulas y se ha construido un huerto escolar y una ludoteca, ambos con fines educativos y alimentarios.

Jardín de Amor se encarga también de proporcionar una educación en la higiene. En Santa María no disponen de agua corriente y, la poca que obtienen, se emplea para cocinar. Es por eso que la mayoría de los niños no van limpios a la escuela. Además, se realizan seguimientos para que, en caso de necesidad sanitaria, se puedan recabar esfuerzos para consultas médicas, algo que ninguna familia de Santa María se puede permitir.

Construcción de casas.

Las familias de esta población viven en casas construidas a base de caña y láminas viejas. Desde el año 2009, JDA cuenta con la ayuda de ConstruCasa, una ONG que proporciona la mano de obra y los materiales para mejorar los hogares de las familias más desfavorecidas. Estas casas suponen un 30% del costo real para las familias, proporción que se financia gracias a donaciones voluntarias a través de Jardín de Amor. Hasta el momento se ha mejorado la vida de seis familias dándoles un lugar digno en el que vivir.  

casa-sta-mariaconstrucasa-jardindeamor

 

.—————————

————————————–

 

Comments are closed.